Dinero realizando Webinarios

 

Hay muchos artículos en Internet que enseñan cómo ganar dinero realizando webinarios. Lamentablemente, algunos de ellos generan la falsa impresión de que es fácil ganar dinero haciendo seminarios web. Dicen que todo lo que se necesita es salir en vivo online y los clientes fluirán como ríos hacia usted. Una cosa es cierta, esto está muy lejos de la realidad. Para no solamente realizar webinarios, sino además ganar dinero por realizarlos, se necesitan seguir determinadas reglas. Esbozamos aquí 8 reglas que le serán de utilidad para organizar y realizar webinarios realmente útiles y que le generen muchas ventas.

Regla 1. Demuestre ser un profesional

La gente que asiste a los webinarios puede dividirse en 3 grupos:

1. Asistentes irregulares. Estos no saben nada acerca de usted y asisten al seminario porque el tema los cautivó.

2. Clientes potenciales. Estos son personas que ya han visitado sus eventos gratuitos, han descargado sus mini entrenamientos o publicaciones electrónicas.

3. Clientes reales. Estos abarcan a los que ya han participado de sus programas pagos.

Por encima de las ventas, durante el webinario, su tarea principal es ganar confianza del primer y segundo grupo de asistentes. Sin importar cuán elocuente sea o cuan brillantes usted diga que son sus logros, esto sólo le traerá pobres resultados. La gente prefiere lo que otros dicen sobre usted a lo que usted diga sobre sí mismo.

¿Cómo puede lograr esto? Simplemente pregúnteles: “¿Hay alguien aquí que haya asistido antes a mis programas pagos?” Luego de obtener respuestas afirmativas, asegúrese de pedirles que compartan su impresión y resultados.

Regla 2. Entregue el valor prometido

Recuerde los valores o conocimientos anunciados durante el evento. Si la gente no aprende o no recibe nada de lo que le fue prometido, considerarán que asistir al webinario fue una pérdida de tiempo. Es más, se sentirán defraudados. Sin duda, esta no sería la mejor manera de comenzar a crear una actitud de lealtad hacia usted en el público, ¿verdad?
Si usted llena su página de promesas pretensiosas, asegúrese de cumplirlas. La gente que se registra a un seminario online por un tema, quiere obtener las respuestas a las preguntas indicadas en el tema. Necesita recibir las respuestas para cuando concluya el evento.

Regla 3. Menos “agua en la leche” y más contenido

Durante el webinario, su objetivo es presentar tanta información práctica como sea posible en un breve período de tiempo. ¿Por qué es esto tan importante? Se debe a que usted precisa retener la atención del público al máximo nivel todo el tiempo. Hacerlo durante una conferencia de tres-horas-de-duración es simplemente imposible.
Cuando trabaje en la planificación de su webinario, no deje de revisarlo con ojo crítico y buscar la manera de quitar la información en exceso sin perder el contenido.

Regla 4. Retenga la atención

Por lo general, los asistentes quieren saber si habrá una grabación disponible de la conferencia, aunque casi nadie la mire. Si usted quiere retener la atención de su público, ¡dígales que no habrá una grabación de la conferencia! Dígales que deben permanecer en la sala hasta el mismísimo final, ya que al terminar habrá una bonificación para los asistentes.

Es importante que la bonificación prometida corresponda con la categoría de sus participantes. Por ejemplo, si la mayor parte de los asistentes son clientes, obviamente no estarán interesados en una grabación del entrenamiento que ya completaron.

Regla 5. Mantenga un diálogo, no un monólogo

¿Sabe lo que más le interesa a una persona? ¡Es la persona misma! Esto explica el por qué usted necesita comunicarse con su público durante todas las etapas de su webinario, para interactuar con ellos, para preguntar acerca de los problemas que tienen.

Aun una simple frase como “Coloquen un signo de más en el chat si pueden oírme” involucra a los oyentes en la comunicación y no permite que se aburran.

Asegúrese de no limitarse a sólo este tipo de acciones. Motive a la gente, hágalos participar y se lo agradecerán. Piense de antemano en posibles ejercicios y prácticas a realizar durante el webinario.

Usted no puede ver lo que sus asistentes están haciendo, pero puede influenciar en lo que hacen al pedirles que escriban sus deseos en el chat, en qué ciudad viven, cuán a menudo participan en entrenamientos, etc.

Regla 6. Hable acerca de los problemas del público

Cuando habla acerca de usted mismo, no resulta interesante para el público. Cuando habla acerca de los miembros de su público, de inmediato usted se vuelve interesante para ellos.

La mejor manera de demostrar que se interesa por sus asistentes es hablando acerca de sus problemas. Sea implacable cuando presione su lado sensible y no deje de mencionar las dolorosas consecuencias a las que la inactividad puede conducir.

Regla 7. Cuente historias

Una historia es una herramienta de ventas poderosa cuando se utiliza con habilidad. Las historias capturan la atención de los asistentes en su discurso, hacen su presentación más realista y prueban que lo que usted está hablando realmente produce resultados.

¿Por qué da resultado contar historias? Por el hecho de que cada persona que escucha la historia o la lee, se identifica a sí mismo con el héroe de la historia. Es decir, en la práctica la gente experimenta los sucesos como si les hubiese sucedido a ellos.

Usando la historia correcta, es posible aumentar considerablemente las ventas del webinario y hacer su evento más ligero e interesante de percibir.

Regla 8. Pase a las ventas con confianza

Su principal objetivo son las ventas, sin importar cuales sean los demás objetivos. Si usted no obtiene ventas, considere que se han perdido en vano, el tiempo, el dinero y los esfuerzos invertidos en el seminario.

A fin de alcanzar esta meta, siga las siguientes recomendaciones:

  • Hable el idioma de su público objetivo, evite utilizar terminología y palabras que no entiendan.
  • Sea preciso al presentar su oferta. Explique lo que ofrece, los problemas que resuelve y lo que es necesario hacer para participar de su entrenamiento (presione el botón, vaya a cierta página web y haga algo).